De entornos VUCA a superVUCA

De entornos VUCA a superVUCA

Desde los comienzos de los tiempos han existido entornos cambiantes en todos los ámbitos. Estos cambios existen de forma natural o se producen relacionados de forma más estrecha con la actividad humana. Las características propias del ser humano que le han dotado de ciertas habilidades de adaptación y progreso hacen que todo a su alrededor cambie. Pero si comparamos la situación en la actualidad con los inicios de toda esta aventura, digamos que hay una diferencia enorme, y esta radica en la velocidad con la que se desencadenan los acontecimientos en la actualidad y las consecuencias globales que esto produce.

Para explicar el enfoque que quiero darle, voy a apoyarme en un símil que habremos utilizado seguramente todos en algún momento de nuestras vidas y que vale para casi todo, que es el ejemplo del coche. Cuando se trata de este símil normalmente nos vamos al carísimo y veloz Ferrari en comparación con el carismático y resultón 600, pero en este caso no compararé marcas, el símil se trata, de hacer un viaje en coche a través de una carretera muy especial, la evolución del ser humano hasta nuestros días.

Hace cientos de miles de años un homínido se bajó de un árbol y se topó con un coche muy especial que apareció en la base del tronco, tan especial era que el simple hecho de bajar de un árbol y ponerse de forma erguida encendió el motor. Lo curioso es, que por cada habilidad que adquiría el sujeto, el coche adquiría un poco más de velocidad, pero los cambios eran tan espaciados en el tiempo que el coche iba despacito, y le acompañaba a todos los lugares donde se dirigía. Se subía cuando llovía y se bajaba cuando tenía que cazar. Por las noches dormía a cobijo en su interior, y al día siguiente no había avanzado demasiado.

El coche produjo un cambio importante a nuestro ancestro y le ayudaba mucho a progresar. Pero cada vez iba más rápido. Nuestro amigo ya había inventado el fuego, tenía herramientas para cazar, sabía trabajar el cuero y hasta cultivaba y cambiaba el entorno, y cada vez le costaba más dominar el coche hasta que llegó un día que le fue imposible bajarse, la velocidad era demasiado grande, los cambios, cada vez más rápidos, habían insuflado en el vehículo una velocidad vertiginosa incapaz de dominar y los acontecimientos aparecían y aparecían creando un entorno incontrolable. El coche se averió, no dio más de sí, y el pobre humano dio un gran salto atrás en su existencia, sufrió muchas penurias, pero se adaptó a un nuevo entorno y logró sobrevivir. Aunque fue un gran varapalo para él, estaba agradecido ya que estuvo a punto de extinguirse.

Cuando todo iba más despacio, había tiempo para pensar y asimilar los cambios, pero en la actualidad la rapidez con la que ocurren los acontecimientos sumado al individualismo de las naciones, hace que no podamos reaccionar y solucionar problemas que son de competencia global, como son el cambio climático, las migraciones debidas a los conflictos, los campos de refugiados o las propias pandemias, abocándonos al fracaso en su solución.

Los entornos VUCAVolatility (V), Uncertatinty (U), Complexity (C) y Ambiguity (A), es decir volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad de las características del entorno en el que desarrollamos nuestra actividad-, se han convertido en entornos superVUCA, con supervolatilidad, super incertidumbre, supercomplejos y superambiguos en los que empieza a ser muy peligroso actuar.

Ciertamente creo que, antes de que resulte totalmente imposible bajarse de este coche que discurre a un ritmo verdaderamente frenético sin sufrir graves consecuencias, o que irremediablemente el coche se accidente con todos nosotros dentro, deberíamos de pensar en la manera de conseguir una velocidad controlable, y el método no tiene por qué pasar por frenar, ya que la velocidad no debería de ser un problema, podemos correr mucho pero antes tenemos que dotar al coche de la seguridad necesaria.

Puede que todo esto se consiga cuando trabajemos en una sociedad colectiva, con verdaderas colaboraciones globales y dejando a un lado las fronteras, los nacionalismos y los intereses particulares.