¿La nómina en un clic?

¿La nómina en un clic?

El proceso de nómina, ya sea mensual, una nómina extra, una nómina de finiquito, un bonus… que como resultado obtenga un recibo de liquidación de una paga a un trabajador, tiene por detrás un ciclo más o menos complejo, o más o menos automatizado que hay que tener en cuenta si no queremos incurrir en algún defecto, que como  resultado, incluya errores de cálculo y por lo tanto pagos incorrectos, incumplimiento de normativas, defectos en tiempo o forma en la comunicación de los resultados a los receptores de la información, que son las propias administraciones, seguridad social, el SEPE, el INE… el propio trabajador, sistemas corporativos de gestión de recursos humanos, sistemas de gestión contables, intranets corporativas, clientes internos que requieren informes de control, etc.

Nosotros somos especialistas y conocemos cada uno de los pasos que hay que dar para que los resultados sean los esperados. Para que todo esto funcione de forma correcta, debemos llevar a cabo un trabajo previo muy concienzudo de toma de requerimientos, del que obtendremos un plano detallado de cómo funciona la organización. Posteriormente se procederá al análisis y posibles optimizaciones de procesos para trasladar todo este conocimiento a Milena, que es nuestra plataforma tecnológica de fabricación propia y de alto nivel para la administración de personal.

De lo que se trata es de adecuar nuestro software de gestión de nómina y recursos humanos, milena, a los requerimientos del cliente de forma que los procesos, ya sean de cálculo, de explotación de información, de comunicación con los demás actores del circuito, sean lo más automatizados posibles y de esta forma tenderemos al error 0. Cuando la nómina está estable, es decir, se calcula de forma correcta, un equipo del departamento de gestión laboral se encargará de todos aquellos procesos planificados con el cliente, pero… ¿esto quiere decir que todo se reduce a un clic de ratón?… ¡Nada más lejos de la realidad!

Bien es cierto que en algunos círculos existe cierta tendencia a creer que así es, pero para que una nómina salga adelante y salga bien, aunque el grado de automatización de su cálculo sea prácticamente del 100%, existen muchísimas tareas alrededor, previas, y posteriores a la obtención del recibo salarial del trabajador.

En seresco sabemos, que aunque utilizamos herramientas de alto nivel para el cálculo de la nómina y la administración de personal, o para la comunicación de tareas con el propio cliente eliminando el correo electrónico y por consiguiente facilitando el cumpliendo de la RGPD, o para la comunicación con el propio empleado…, la nómina no sale de un simple clic, sino que es el resultado de un sinfín de tareas que se encadenan durante todo el periodo de liquidación, y aun nos quedarían otras muchas tareas posteriores al cierre.

Por lo tanto, digamos que hay muchos clics involucrados para que todo esté en orden. Los consultores, desarrolladores y gestores laborales responsables de esos clics, merecen cierto homenaje, ya que su trabajo es inocuo para muchos actores dentro de una organización. Siempre se ha dicho que la nómina si no trasciende es que está bien organizada, y que cuando se habla de ella es porque ha habido un error, por lo tanto, cuanto menos se sepa de ella mejor. Habrá que trabajar en la sombra.

Mi homenaje es para estos actores que trabajan en la sombra, y trabajan mucho tanto dentro de seresco como en los departamentos de administración de personal de nuestros clientes, porque el trabajo de estos últimos meses ha sido ingente y muy poco gratificante, más bien ha sido una tragedia en forma de ERTE.

¡Gracias por el esfuerzo compañeros!