Carta abierta al departamento de Recursos Humanos

Carta abierta al departamento de Recursos Humanos

Estimado departamento de RRHH:

Desde el inicio de mi relación laboral contigo dentro de la compañía, he podido apreciar, que abarcas la gran parte de conversaciones en los pasillos, horas de descanso, formaciones… En realidad, todas las noticias que me llegan dentro de la empresa son de ti y, realmente, no sé si te conozco lo suficiente, y mis compañeros tampoco. La mayoría de ellos, como yo, también se hacen muchas preguntas… Para nosotros eres como una especie de ente que está ahí, del que recibimos directrices constantemente y que, a veces, no terminamos de entender algunas de las decisiones que ponen en práctica a diario.

Es por eso que me he decidido a escribirte para plantearte algunas de mis dudas y también mis reflexiones….

  • ¿Los responsables de los departamentos de recursos humanos tenéis en cuenta alguna estrategia orientada hacia el ‘employer branding’? Quizás esto ayudaría a que nuestra relación fuese más amigable y humana…
  • ¿Como lleváis la gestión del talento? Estoy convencida de que haciendo un buen uso del capital humano, creando cultura organizacional que fomente la felicidad y el compromiso, impulso del talento, motivación y desarrollo… todo esto haría que no tuviésemos la percepción de ser una “EMPRESA SIN ALMA
  • ¿Nos daréis las herramientas necesarias, para ejecutar el trabajo requerido, cumpliendo con vuestras expectativas?

La mayoría de veces, nuestros procesos son complejos, y es ahí donde nos aparece el miedo y la inseguridad a errores en la ejecución de los trabajos..

¿Te suena todo esto?

¡PODRÍA ESTAR OCURRIENDO EN TU COMPAÑÍA!

Cualquiera de los miembros de tu equipo podría plasmar las ideas que se recogen en esta carta abierta al departamento de RRHH de una empresa anónima…

Mejora tu “employer branding” escuchando a tu personal, apuesta por una buena imagen corporativa, incorpora herramientas colaborativas, intuitivas, basadas en procesos seguros y en el intercambio sincero… y, si necesitas ayuda, ¡aquí nos tienes para lo que necesites!