¡Ay! ¡Que estamos en presupuestos!

¡Ay! ¡Que estamos en presupuestos!

Ese niño mimado que nos trae de cabeza antes y durante el año fiscal de nuestra compañía…

Marcar un presupuesto es adelantarse al futuro, es crear ese plan que nos permita evitar contratiempos y sorpresas en términos económicos. A la hora de alcanzar los objetivos fijados en nuestra compañía, no olvidemos que en el presupuesto se está planeando la visión de futuro de ella:

– ¿Qué es lo que necesitamos?

– ¿Qué es lo que queremos?

– ¿Qué acciones vamos a realizar?

De la respuesta a esas preguntas, por tanto, llegamos a la gran cuestión: ¿qué previsión económica y bajo qué perspectiva debo contemplar el tema para afrontar cada acción?

Partidas y partidas….Una de ellas, si no la más importante, es la de crear presupuesto de personal: que si necesito incorporar personas a mi equipo, incrementos salariales, convenios por publicar… ¡un Calvario aún mayor!

En tu departamento de RRHH no debes descuidarte en este sentido. ¡Todo lo contrario! Que no te quepa duda de que debe ser una de tus prioridades. Es por ello que la herramienta de gestión de nómina y RRHH que emplees en tu actividad diaria debe contemplar este aspecto de cara a cumplir su cometido y exponerte las tareas de la forma sencilla para que tu toma de decisiones sea la más adecuada a cada situación.

En nuestro caso, por ejemplo, dentro de nuestro modelo outsourcing de externalización de nómina y administración de personal, basándonos en primera persona en nuestra propia experiencia y las necesidades de nuestros clientes, desarrollamos un módulo de presupuestos. Este módulo permite recoger todos los indicadores necesarios y ‘jugar’ con ellos creando escenarios bajo diferentes simulaciones que nos permitan elaborar un buen presupuesto estratégico que nos conduzca al éxito de nuestra visión de compañía.

Así que… ¡juguemos a presupuestar!