Nethunting: te están buscando en las redes

Nethunting: te están buscando en las redes

A estas alturas de la película la mayoría ya sabéis qué es el nethunting y si no sabéis la definición como tal sí que entendéis a lo que se refiere. El nethunting es una técnica de reclutamiento de personal a través de las redes sociales. Y, ¿por qué aparece? Sencillamente porque falta personal cualificado.

Según una Encuesta de Reclutamiento Social de Jobvite el 92% de los empleadores usan los sitios de redes sociales para indagar sobre los candidatos, y de esos, un 52% asegura haber encontrado al candidato en estos medios y no a través de los métodos tradicionales como los curriculum.

“Las herramientas como Facebook y Twitter permiten a los empleadores darse una idea de quiénes son los candidatos fuera de los límites de un currículum o una carta de presentación”, señala Rosemary Haefner, experta en recursos humanos.

Los seleccionadores dan mucha importancia a lo que encuentran y a lo que no en las redes y 2 de cada 5 admite descartar candidatos si no encuentran nada de ellos en las redes sociales. Un seleccionador normalmente sigue estos pasos para ejecutar sus técnicas de nethunting:

  1. Buscar en redes sociales profesionales, principalmente en Linkedin
  2. Complementar con redes sociales como Twitter, Pinterest, Facebook, y hasta con con el buscador de Google. Con todo esto se hacen una idea de gustos, aficiones, intereses, blogs que le gustan o que el candidato tenga, artículos que haya publicado…
  3. Por supuesto la empresa que quiere seleccionar, igualmente tiene que tener buena fama en su sector y estar bien posicionada en las redes y hacer uso de ellas. De esta forma el candidato que estamos buscando también se sentirá atraído hacia la empresa.

Con todo esto ya tenemos una idea, de quien es el candidato al que elegiremos para hacer la entrevista personal y gracias al nethunting se acorta el número de candidatos a entrevistar.

Entonces, ¿le has prestado la debida atención a tu perfil en internet? Definitivamente, si no estás ahí dentro, tus posibilidades están mermadas. La invisibilidad indica que no estás al día con la tecnología y el mundo cibernético. Así que, para causar la mejor impresión online, aquí tienes algunos consejos:

·Crea una identidad adecuada.

Hay que tener en cuenta que parte de tu presencia digital la creas tú –como mínimo deberías tener páginas en Linkedin y Facebook-, pero otra parte la crean tus amigos cuando publican comentarios y fotos donde estás tú. Otras las crean completos extraños; amigos de amigos, personal del supermercado donde compras, del colegio donde fuiste…y es importante que los comentarios sean correctos.

·Revisa los medios sociales donde apareces

Revisa todo en la cronología de tus medios sociales y elimina cualquier cosa inapropiada que no quieres que los reclutadores vean. Si no puedes eliminarla tú mismo, comunícate con el administrador del sitio y solicita que la eliminen.

Revisa publicaciones de Facebook en las que estés etiquetado y elimina la etiqueta si las publicaciones incluyen contenido, como fotos, que sean poco profesionales.

En Twitter, puedes revisar menciones en tu nombre de perfil y descubrir tweets de otros que te mencionaron. Si no puedes eliminar un comentario o fotografía poco halagador, al menos puedes preparar una respuesta en caso de que un posible empleador te pregunte al respecto.

·Entérate de lo que hacen tus amigos

Observa lo que otras personas publican en tu perfil y en lo que estás etiquetado.

Crea un Google Alerts gratuito para tu nombre, para que se te notifique por correo electrónico si se publica algo acerca de ti.

·Ajusta la privacidad

Los sitios de medios sociales modifican sus sistemas de privacidad con frecuencia y, a veces, esto causa un cambio en tus ajustes personales. Es buena práctica revisar los ajustes de privacidad de todas tus cuentas con regularidad y limitar lo que los demás pueden ver de ti.

·Utiliza a menudo plataformas importantes para ti

Debes publicar comentarios o artículos, reenviar tweets o compartir información en tus redes sociales. Si puedes que sea a diario para mantenerlos actualizados y asegúrate de que el contenido que compartas (o incluso el que te guste con un ‘Like’) sea compatible con la imagen que quieres dar a un posible empleador. Nunca compartas algo sin leerlo primero con cuidado.

Las publicaciones planificadas en tus cuentas de Twitter, LinkedIn, Google+ e incluso Pinterest pueden crear una imagen más completa y positiva de ti mismo. Un tercio de los seleccionadores que evalúan a candidatos mediante redes sociales, según LinkedIn, encontraron información que los llevó a contratar a un candidato y esto incluyó contenido que mostraba aspectos sobre la personalidad e intereses que confirmaron que la persona era la adecuada para la cultura de la empresa.

Y tú… ¿tienes buena visibilidad en tus redes?